me lo quedo

Vale

perdí el turno

otro se la beneficia

ya no le sirven las tesis

ni las aristas de las mismas

ronqueras nocturnas

despertar arisco

ingravidez sexualmente desdichada

y amargada intrínseca sin solución.

 

Dale fuerte a tu vida

que no es que le haga falta

es que vas tan revolucionada

que antes de levantarte

estas resuelta a equivocarte

sin rectificar el día

sin ninguna locura

solo a las cañas dadas

las risas y los cúmulos de egocentrismo

se dirijan a alguna ciudad de Francia

París que sola estás.

Anuncios