crea


Así como suena

la flauta con el aliento

así como la madre

trae al hijo al mundo

así como el poema

es leído

 

una vez fue pensado

escrito, transmitido,

por otra voz

y sus silencios

que levitan las musas

y en su elevado vuelo

levantan las rimas

suavizan los olorosos campos

de paciencia y virtud

engendrando rezos

festivales de música interna

que anhelan la materia

la ternura hecha forma

el viento del aliento escogido

la nota perfecta infinita

un vaivén universal

 

hecho de puro zumo de amor en ansía infinita

concentrada, materializada y vuelta a engendrar.

siempre transformada siempre cambia.

todo cambia.

Y yo, sigo aquí.

Holística


Arrebatado por la prontitud.

Deshecho de la velocidad,

desfilaron los segundos puestos

resucitaron los muertos

las aspirantas a heroínas

puestas en la fila india

respuestas a la jerarquia

anárquico yo no tengo reglas

para mi todo esta bien.

Todo en mi es amor

 

 

 

Lirio


Acciona la tijera
previo acercamiento a la cerca
verde mango
brillo de estrella
las rosas hay que podarlas
de vez en cuando según se vea
y hay que tener a mano
un guante o dos por si le diera
a acercarse demasiado sus espinas
que desde el tallo y las hojas empinan
para derramar gota de amor de sangre
rojo para el verde que se secciona
para poner otros tiestos
otras flores hermosas
en otras terrazas nuevas
en locos aromas prohibidos
cuerno lleno de flores
y un presente para la litera
 

Seguir leyendo “Lirio”

Lo vendo por nada


Regalado

creo en tí solo en ti

y en las nuevas noticias

solo vendo cartas de amor

desde el día en que te vi

quiero ver y servir solo para ti

no me importa gritarlo así

que se enteren que soy feliz

salta y baila y mírame

baila bien y te seguiré

yo siempre soy así

y no me aburro y me da igual

escribiendo soy feliz

cantando soy feliz

creo en ti

desde el día en que te vi

+

el perrillo


Él solo

como dueño de sí

irrumpía a realizar el trabajo

barre, aspira y se lía con la sábana

el automático del ser dijo algo

e interpreté que se había parado por algo

siete de la mañana sábado cólico reciente

y el hombro encogido

dale la vuelta al escarabajo

al bicho raro

al perrillo

y ver que la sábana hasta el depósito asomaba

tecnología ingrata,

menos mal que el café de máquina existe.