crea


Así como suena

la flauta con el aliento

así como la madre

trae al hijo al mundo

así como el poema

es leído

 

una vez fue pensado

escrito, transmitido,

por otra voz

y sus silencios

que levitan las musas

y en su elevado vuelo

levantan las rimas

suavizan los olorosos campos

de paciencia y virtud

engendrando rezos

festivales de música interna

que anhelan la materia

la ternura hecha forma

el viento del aliento escogido

la nota perfecta infinita

un vaivén universal

 

hecho de puro zumo de amor en ansía infinita

concentrada, materializada y vuelta a engendrar.

siempre transformada siempre cambia.

todo cambia.

Y yo, sigo aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s