feliz dia


Le dedique

los temblores del agua del arroyo

los cimbrados de la rama del roble

enfadada con sus sudores

tentada por la desdicha

feliz día.

No era feliz

le dedicaron un día

para que así su pena fuera

menos lastimera

menos tramposa

un día de alegría.

Porque no supo hacerla feliz

Porque quiso deshacer su desdicha.

Ahí te quedas, alma mía.

sombreada de muchas noches

de tantas benditas .

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s