La soga gorda


Ahora te veo las ubres secas

las patas erectas a la fuerza

del no comer y llorar por dolor

del llanto y del espíritu tembloroso

latigazos de soga gorda lastimera

nudo de mi morir, agonía del moro

una soga gorda blanca brillosa

que recorre mi tronco abrazandome

y que la dejo caer a su peso

como trepadora de nudos históricos

esperándote ayudar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s