de la desidia y los entrecots


Los primeros que alzaron su tenedor fueron ellos, los auténticos y malvados especuladores. La nueva raza creada por la alemania de la posguerra, atravesados por la recuperación y el flujo de capitales para la reestructuración durante décadas víctima y verdugo de la democratización y condolencia exterior, ataque de la construcción del muro y la politización económica para su destrucción. Ellos, aquellos que los aliados procuraron su pan y su competencia, gran ganero de maquinaria y especulación económica por los auténticos devoradores económicos. Se instalaron en la generación del mercado del carbón y del acero, se llenaron los dientes de carnaza de deuda exterior de paises pequeños, crearon el turismo de masas, se llevaron de las arenas del desierto todos los petrodólares y se beneficiaron en el cambio de moneda, la suya, que luego nos la vendieron a toda europa, y se la compramos, claro que se la compramos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s