del animo


Afrancesar los modos y las estancias, los gritos de la rebeldía se someterán al enjoy permanentemente dispuesto para la plebe premiada. Yo aquí salteando las uñas y los mocos de la nariz. Recordando las niñas creciendo y aquellos bigotes inaugurándose por primera vez afeitados. Tu pesado mirar me devuelve al fondo del pozo, nuevamente, los años retenidos para que la amortización pendiente para  que involucre el cambio preciso hacia la percepción de la felicidad. Esperándola, conociendo con certeza divina de que llegará.

Anuncios