Alegrías


La luz de esta luna llena de agosto se gira como redondeles sobre la viga de hormigón. Los prismáticos se resbalaban entre el sudor de mis manos, ni me entretenía con aquellas figuras que revoloteban contra lal uz 3mientras aquella mantis religiosa estaba agazapada debajo de la lámpara de ladrillo que había colgada en aquel muro rosa de la terraza de la sexta planta. Agazapada como vigilante del acercamiento de cualquier cosa que se le arrimara pendiente de los insectos que se acercaban a la luz.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s