la alberca


Mientras dura este viaje las idas y venidas a la ciudad se me hacen mas rebeldes mas distantes cada vez. Quisiera poder atender la necesidad mas real y mas solicitada pero la realidad me asombra nuevamente y me dedico al hábitual recorrido mientras dure el solsticio.
Anuncios

Un comentario en “la alberca

  1. Afrancesar los modos y las estancias, los gritos de la rebeldía se someterán al enjoy permanentemente dispuesto para la plebe premiada. Yo aquí salteando las uñas y los mocos de la nariz. Recordando las niñas creciendo y aquellos bigotes inaugurándose por primera vez afeitados. Tu pesado mirar me devuelve al fondo del pozo, nuevamente, los años retenidos para que la amortización pendiente para que involucre el cambio preciso hacia la percepción de la felicidad. Esperándola, conociendo con certeza divina de que llegará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s