I n t e n t o s


Cuando bailo, las rumbas gitanas no siempre bien cantadas me refrescan las alegrías y las penas se van deslizando hacia los pies y zapateo y zapateo hasta que las trituro contra el suelo brillante.

Las luces se sientan sobre la pista y juegan a darse culazos cada vez más rápido y su baile me refrescan las alegrías y las penas se van marchando evaporadas por la niebla que recubre todo el ambiente oscurecido a propósito como las ideas antes de salir del coche, compensando las próximas idas y venidas sin propósito aparente ni oportuno cubriendo de una manteca ejemplar dotada de libertad según se apriete uno mismo las ganas de marcha y de pasarlo bien con libertinaje cooperante de jaurías de jóvenes tan alterados por esencias prohibidas.

Escaleras medievales recorren los recorridos nocturnos húmedos de nocturna alevosía rellena de queso y de nuevos visitantes que retoman la idea de nueva cultura agregados sin ningún talento esencial, pero suficientes y sobresalientes por la novedad y la fuerza de la originalidad. Poniendo revistas de juicios diarios a lo dejado, olvidado, tras la frontera de la distancia, y de la huida de la realidad. Siempre huimos, siempre nos dejamos las cosas olvidadas a propósito. En este camino de la vida las cosas que vamos dejando, como los años, los meses los dias, el tiempo, bueno, malo a veces solo eso el tiempo. No recuerdo ya las veces que ese sentimiento se me ha alojado en lo alto de la azotea, pegando gritos en el mes de agosto, de algun año de mi infancia que me niego a calcular. Ese mismo se ha paseado por esta pecera, cual palometa que pica una y otra vez en el mismo anzuelo relatando la historia y multitud de refranes y de sabiduría popular llamada costumbre.

Anuncios

2 comentarios en “I n t e n t o s

  1. Afrancesar los modos y las estancias, los gritos de la rebeldía se someterán al enjoy permanentemente dispuesto para la plebe premiada. Yo aquí salteando las uñas y los mocos de la nariz. Recordando las niñas creciendo y aquellos bigotes inaugurándose por primera vez afeitados. Tu pesado mirar me devuelve al fondo del pozo, nuevamente, los años retenidos para que la amortización pendiente para que involucre el cambio preciso hacia la percepción de la felicidad. Esperándola, conociendo con certeza divina de que llegará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s